Skip to content →

Recordando a Mario Pani a 22 años de su fallecimiento

Mario Pani es una figura clave para la interpretación de la historia arquitectónica de México, principalmente por sus innovaciones urbanas y funcionales en proyectos desarrollados durante la segunda mitad del siglo XX. El día de hoy lo recordamos a 22 años de su muerte

Mario Pani es una figura clave para la interpretación de la historia arquitectónica de México, principalmente por sus innovaciones urbanas y funcionales en proyectos desarrollados durante la segunda mitad del siglo XX. El día de hoy lo recordamos a 22 años de su muerte.

Mario Pani Darqui nació el 29 de Marzo de 1911 en el DF, vivió y estudió durante su infancia en México, Italia y Francia. Estudió Arquitectura en la Escuela Nacional de Bellas Artes de París; en junio de 1934 obtuvo su título. Fue fundador del Colegio de Arquitectos de México (1946) y de la revista Arquitectura (posteriormente llamada “Arquitectura México”) (1948), la cual publicó la obra de arquitectos como Augusto H. Álvarez, Juan O’Gorman, José Villagrán García, Vladimir Kaspé y Mathias Goeritz.[1]







Pani fué un pionero en México de un estilo muy particular de arquitectura: el estilo internacional, o como se conoce comúnmente: modernismo.







El modernismo fue un estilo generado a principios del siglo XX en Europa por una serie de arquitectos que promovían una nueva forma de habitar a través de un diseño racional de los espacios, las células habitables y por ende, los edificios, los conjuntos y las ciudades. No había nada que no estuviera al alcance de la razón y el diseño en la planeación de las ciudades modernistas.







La médula filosófica del modernismo tiene una alta carga de socialismo, de democratización de la ciudad, la vivienda para todos y la calidad de vida como un derecho social.







Podríamos decir que Pani fue el traductor de la modernidad en México, su forma de interpretar el diseño internacional (los multifamiliares de Le Corbusier interpretados en los multifamiliares de Tlatelolco y Juarez, los edificios orgánicos de Oscar Niemeyer en el aeropuerto de Acapulco) fue lo que permitió que México entrara a una época de renovación urbana promovida desde una renovación estructural en las instituciones gubernamentales que buscaban una forma de modernizar la infraestructura gubernamental y la vivienda de sus trabajadores.







Pani dejó su huella en proyectos públicos como la ciudad Universitaria de la Ciudad de México en el edificio de Rectoría (con su constante colaborador Enrique del Moral y el arquitecto Salvador Medina) el Multifamiliar para Maestros de la UNAM, el centro Urbano presidente Alemán (o multifamiliar Miguel Alemán), el aeropuerto de la ciudad de Acapulco y el plan urbano de la Ciudad Satélite







Pero quizá su proyecto más importante es el multifamiliar Nonoalco-Tlatelolco. Un gigantesco proyecto de 964,000 m2, 11,916 departamentos, 688 locales comerciales, 22 escuelas. Es decir, una ciudad dentro de la ciudad. Un proyecto que se planeó para ser una unidad que solucionara todos las necesidades que un usuario pudiera tener y que dependiera lo menos posible del entorno. También es un proyecto infame por el colapso de la torre Nuevo León durante el terremoto de Septiembre de 1985.







Pani no es un arquitecto que despierte pasiones, como Gaudí o Barragán o Ito o Kahn o muchos otros, sin embargo si fue un detonador del país en el que, para bien o para mal, habitamos. En su arquitectura se ven reflejados ideales a los que aspiramos como país: el arte de los murales de Rectoría nos recuerda nuestro pasado mesoamericano enmarcado por una arquitectura moderna, en un edificio que cumple con la función de administrar una casa de estudios universitarios casi gratuita operada por el estado con dinero del erario público.







La unidad habitacional Nonoalco Tlatelolco une, en la plaza de las tres culturas, los dos pasados que forman un presente prometedor y a veces violento. En el multifamiliar Alemán vemos la interpretación de la cité Radieuse de Le Corbusier adaptándose a las necesidades particulares de los mexicanos, generando ciudad densificada y “rascacielos” habitacionales pero con áreas verdes que nos recordasen bucólicas tardes campiranas sacadas de alguna novela europea o un pasado campestre que no existe mas para los emigrados a la ciudad. Al final de cuentas Pani pareciera ser un observador muy agudo de la realidad mexicana, alguien que se atrevió a interpretar las ideas de la modernidad internacional al contexto social y temporal en el que ejerció.







La arquitectura a veces puede ser una obra de arte y a veces puede ser un medio para una ideología, a veces puede ser una herramienta de apoyo social y a veces una pieza escultórica. Lo que es muy raro es que sea todas esas cosas a la vez. Puede ser que Pani sea de los pocos que lo haya hecho.





















Ver comentarios – Publicado en Buscador de Arquitectura con el título Recordando a Mario Pani a 22 años de su fallecimiento

Mario Pani es una figura clave para la interpretación de la historia arquitectónica de México, principalmente por sus innovaciones urbanas y funcionales en proyectos desarrollados durante la segunda mitad del siglo XX. El día de hoy lo recordamos a 22 años de su muerte.

Mario Pani Darqui nació el 29 de Marzo de 1911 en el DF, vivió y estudió durante su infancia en México, Italia y Francia. Estudió Arquitectura en la Escuela Nacional de Bellas Artes de París; en junio de 1934 obtuvo su título. Fue fundador del Colegio de Arquitectos de México (1946) y de la revista Arquitectura (posteriormente llamada “Arquitectura México”) (1948), la cual publicó la obra de arquitectos como Augusto H. Álvarez, Juan O’Gorman, José Villagrán García, Vladimir Kaspé y Mathias Goeritz.[1]







Pani fué un pionero en México de un estilo muy particular de arquitectura: el estilo internacional, o como se conoce comúnmente: modernismo.







El modernismo fue un estilo generado a principios del siglo XX en Europa por una serie de arquitectos que promovían una nueva forma de habitar a través de un diseño racional de los espacios, las células habitables y por ende, los edificios, los conjuntos y las ciudades. No había nada que no estuviera al alcance de la razón y el diseño en la planeación de las ciudades modernistas.







La médula filosófica del modernismo tiene una alta carga de socialismo, de democratización de la ciudad, la vivienda para todos y la calidad de vida como un derecho social.







Podríamos decir que Pani fue el traductor de la modernidad en México, su forma de interpretar el diseño internacional (los multifamiliares de Le Corbusier interpretados en los multifamiliares de Tlatelolco y Juarez, los edificios orgánicos de Oscar Niemeyer en el aeropuerto de Acapulco) fue lo que permitió que México entrara a una época de renovación urbana promovida desde una renovación estructural en las instituciones gubernamentales que buscaban una forma de modernizar la infraestructura gubernamental y la vivienda de sus trabajadores.







Pani dejó su huella en proyectos públicos como la ciudad Universitaria de la Ciudad de México en el edificio de Rectoría (con su constante colaborador Enrique del Moral y el arquitecto Salvador Medina) el Multifamiliar para Maestros de la UNAM, el centro Urbano presidente Alemán (o multifamiliar Miguel Alemán), el aeropuerto de la ciudad de Acapulco y el plan urbano de la Ciudad Satélite







Pero quizá su proyecto más importante es el multifamiliar Nonoalco-Tlatelolco. Un gigantesco proyecto de 964,000 m2, 11,916 departamentos, 688 locales comerciales, 22 escuelas. Es decir, una ciudad dentro de la ciudad. Un proyecto que se planeó para ser una unidad que solucionara todos las necesidades que un usuario pudiera tener y que dependiera lo menos posible del entorno. También es un proyecto infame por el colapso de la torre Nuevo León durante el terremoto de Septiembre de 1985.







Pani no es un arquitecto que despierte pasiones, como Gaudí o Barragán o Ito o Kahn o muchos otros, sin embargo si fue un detonador del país en el que, para bien o para mal, habitamos. En su arquitectura se ven reflejados ideales a los que aspiramos como país: el arte de los murales de Rectoría nos recuerda nuestro pasado mesoamericano enmarcado por una arquitectura moderna, en un edificio que cumple con la función de administrar una casa de estudios universitarios casi gratuita operada por el estado con dinero del erario público.







La unidad habitacional Nonoalco Tlatelolco une, en la plaza de las tres culturas, los dos pasados que forman un presente prometedor y a veces violento. En el multifamiliar Alemán vemos la interpretación de la cité Radieuse de Le Corbusier adaptándose a las necesidades particulares de los mexicanos, generando ciudad densificada y “rascacielos” habitacionales pero con áreas verdes que nos recordasen bucólicas tardes campiranas sacadas de alguna novela europea o un pasado campestre que no existe mas para los emigrados a la ciudad. Al final de cuentas Pani pareciera ser un observador muy agudo de la realidad mexicana, alguien que se atrevió a interpretar las ideas de la modernidad internacional al contexto social y temporal en el que ejerció.







La arquitectura a veces puede ser una obra de arte y a veces puede ser un medio para una ideología, a veces puede ser una herramienta de apoyo social y a veces una pieza escultórica. Lo que es muy raro es que sea todas esas cosas a la vez. Puede ser que Pani sea de los pocos que lo haya hecho.





















Ver comentarios – Publicado en Buscador de Arquitectura con el título Recordando a Mario Pani a 22 años de su fallecimiento

El resto se encuentra aquí:
Recordando a Mario Pani a 22 años de su fallecimiento

Published in AA ADI aeropuerto AND Año ARQ Arquitecto Arquitectos Arquitectura arquitectura moderna Arte at BAJ bar barra CAC CAD Cali casa Casas ciudad ciudad de México ciudades Colegio Colegio de Arquitectos comercial Como Cultura DAS departamento Departamentos diseño Edificios Efemérides escuela Escuelas espacios estilo Estructura Estudio europa francia historia IL Infraestructura internacional italia Le Corbusier Lia LOCAL mad Mario Pani México Mini MIT modernismo Nara noticias Nuevo León Oscar Niemeyer OTO Otro Otros OYO PEN Planos Plaza proyecto proyectos Rascacielos Real Renovación renovación urbana revista rios RRA RS Salvador sca siglo XX SP Spa TAC terremoto torre Uncategorized vivienda