Skip to content →

Parque Educativo Entrerríos / Laboratorio de Arquitectura y Paisaje

Arquitectos: Laboratorio de Arquitectura y Paisaje Ubicación: Entrerríos, Entrerríos, Antioquia, Colombia Área: 1460 mt2 Año Proyecto: 2015 Fotografías: Jaime Andrés Orozco Arquitecto Director De Proyecto : Edgar Mazo Arquitectos Colaboradores : Sebastián Mejía, Wiet van Asten, Iojann Restrepo Paisajismo: Glenn Pouliquen (Paisajista), Sara Arteaga (Arquitecta) Practicantes: Natalia Batero, Santiago Hurtado Texto: María Camila Duque © Jaime Andrés Orozco Descripción de los arquitectos. En la búsqueda por comprender, resaltar y vitalizar la pluralidad de culturas en torno a la diversidad de municipios que constituyen al territorio antioqueño, se plantea la idea de realizar 80 parques educativos que resuman la esencia del lugar en el que se emplacen.


© Jaime Andrés Orozco


© Jaime Andrés Orozco


© Jaime Andrés Orozco


© Jaime Andrés Orozco

  • Arquitecto Director De Proyecto : Edgar Mazo
  • Arquitectos Colaboradores : Sebastián Mejía, Wiet van Asten, Iojann Restrepo
  • Paisajismo: Glenn Pouliquen (Paisajista), Sara Arteaga (Arquitecta)
  • Practicantes: Natalia Batero, Santiago Hurtado
  • Texto: María Camila Duque


© Jaime Andrés Orozco

© Jaime Andrés Orozco

Descripción de los arquitectos. En la búsqueda por comprender, resaltar y vitalizar la pluralidad de culturas en torno a la diversidad de municipios que constituyen al territorio antioqueño, se plantea la idea de realizar 80 parques educativos que resuman la esencia del lugar en el que se emplacen. Que sean una suerte de lugar de encuentro, de cultura y fundamentalmente, de diálogo entre el paisaje y las personas.


© Jaime Andrés Orozco

© Jaime Andrés Orozco

Entrerríos, que debe su nombre  a los ríos que lo delimitan, es un municipio ubicado al norte del departamento. Cuenta con un agradable clima frío y montañas con diferentes matices de verde. En una de sus manzanas, una manzana afectada por una topografía pendiente, con un arriba y un abajo muy definidos, se encuentra el lote que ocupa el parque educativo.


Planta Piso Nivel 0.0mts

Planta Piso Nivel 0.0mts

En el límite inferior del lote, la Casa de la Cultura, una edificación de la colonización, muestra la supervivencia de la arquitectura tradicional. En la parte superior, a más de siete metros, una biblioteca hace sus esfuerzos por narrar el ahora. Es en esa pendiente donde se encuentra el parque educativo que busca, a través de la conexión, generar lugar.


© Jaime Andrés Orozco

© Jaime Andrés Orozco

A partir del encuentro de esos dos lugares, la Casa de la Cultura y la biblioteca, se generan dos accesos que permiten el ingreso de las personas, desde dos lenguajes arquitectónicos diferentes que atestiguan épocas distintas, a una sucesión de espacialidades generadas a partir de muros imponentes en su grosor  (eco de los muros de las casas tradicionales del municipio) en los que la materia predomina y el vacío se presenta como una forma de enmarcar el paisaje que muta. Un paisaje que atraviesa el proyecto, tanto en el exterior como en el interior. Ejemplo de esto son los jardines interiores y los fragmentos bucólicos que se enmarcan a través de las ventanas.


© Jaime Andrés Orozco

© Jaime Andrés Orozco

El parque educativo es un escenario en el que se presentan situaciones diversas, que dialogan y que se dispersan. La rampa es el elemento común, que establece relaciones y converge en las estancias que suscitan a una apreciación noble del paisaje, buscando la dirección adecuada para vincularse con el entorno (la iglesia, la montaña, la casa).


© Jaime Andrés Orozco

© Jaime Andrés Orozco

El proyecto genera espacios para la práctica, ensayo y  aprendizaje de la música, elemento importante para el municipio. Las espacialidades están dadas a partir de un entendimiento de la topografía que ha terminado originando patios que se disponen en las pendientes y actúan como escenarios.


© Jaime Andrés Orozco

© Jaime Andrés Orozco


© Jaime Andrés Orozco


© Jaime Andrés Orozco


© Jaime Andrés Orozco


© Jaime Andrés Orozco

  • Arquitecto Director De Proyecto : Edgar Mazo
  • Arquitectos Colaboradores : Sebastián Mejía, Wiet van Asten, Iojann Restrepo
  • Paisajismo: Glenn Pouliquen (Paisajista), Sara Arteaga (Arquitecta)
  • Practicantes: Natalia Batero, Santiago Hurtado
  • Texto: María Camila Duque


© Jaime Andrés Orozco

© Jaime Andrés Orozco

Descripción de los arquitectos. En la búsqueda por comprender, resaltar y vitalizar la pluralidad de culturas en torno a la diversidad de municipios que constituyen al territorio antioqueño, se plantea la idea de realizar 80 parques educativos que resuman la esencia del lugar en el que se emplacen. Que sean una suerte de lugar de encuentro, de cultura y fundamentalmente, de diálogo entre el paisaje y las personas.


© Jaime Andrés Orozco

© Jaime Andrés Orozco

Entrerríos, que debe su nombre  a los ríos que lo delimitan, es un municipio ubicado al norte del departamento. Cuenta con un agradable clima frío y montañas con diferentes matices de verde. En una de sus manzanas, una manzana afectada por una topografía pendiente, con un arriba y un abajo muy definidos, se encuentra el lote que ocupa el parque educativo.


Planta Piso Nivel 0.0mts

Planta Piso Nivel 0.0mts

En el límite inferior del lote, la Casa de la Cultura, una edificación de la colonización, muestra la supervivencia de la arquitectura tradicional. En la parte superior, a más de siete metros, una biblioteca hace sus esfuerzos por narrar el ahora. Es en esa pendiente donde se encuentra el parque educativo que busca, a través de la conexión, generar lugar.


© Jaime Andrés Orozco

© Jaime Andrés Orozco

A partir del encuentro de esos dos lugares, la Casa de la Cultura y la biblioteca, se generan dos accesos que permiten el ingreso de las personas, desde dos lenguajes arquitectónicos diferentes que atestiguan épocas distintas, a una sucesión de espacialidades generadas a partir de muros imponentes en su grosor  (eco de los muros de las casas tradicionales del municipio) en los que la materia predomina y el vacío se presenta como una forma de enmarcar el paisaje que muta. Un paisaje que atraviesa el proyecto, tanto en el exterior como en el interior. Ejemplo de esto son los jardines interiores y los fragmentos bucólicos que se enmarcan a través de las ventanas.


© Jaime Andrés Orozco

© Jaime Andrés Orozco

El parque educativo es un escenario en el que se presentan situaciones diversas, que dialogan y que se dispersan. La rampa es el elemento común, que establece relaciones y converge en las estancias que suscitan a una apreciación noble del paisaje, buscando la dirección adecuada para vincularse con el entorno (la iglesia, la montaña, la casa).


© Jaime Andrés Orozco

© Jaime Andrés Orozco

El proyecto genera espacios para la práctica, ensayo y  aprendizaje de la música, elemento importante para el municipio. Las espacialidades están dadas a partir de un entendimiento de la topografía que ha terminado originando patios que se disponen en las pendientes y actúan como escenarios.

Más aquí:
Parque Educativo Entrerríos / Laboratorio de Arquitectura y Paisaje

Published in AA ADI AGA AND Andrés Año Aprendizaje ARQ Arquitecto Arquitectos Arquitectura Arte at BAJ bar biblioteca CAC CAD casa Casas Centro Cultural Clima Colaboradores colombia Como Cultura DAS departamento DIALOG EDU escenarios ESOS espacios ESTO featured fotografía Ido iglesia IL interior Interiores jardines led Lia Lima MIT montaña muro música NORTE Orio OTO paisaje Paisajismo parque patio PEN Plataforma proyecto Real render RIBA rios RRA RS Salt Santiago sca Sebastián Mejía SP Spa TAC territorio Ubicación UIA Uncategorized ventanas