Skip to content →

Mesurada y limpia de artificios. Casa Quince. Echauri Morales Arquitectos

Esta casa, ubicada en Zapopan, Jalisco, México, fue diseñada por el despacho Echauri Morales Arquitectos con base en cuatro diferentes tipos de envolventes que se van intersectando y sobreponiendo a partir del espacio que albergan.

Esta casa, ubicada en Zapopan, Jalisco, México, fue diseñada por el despacho Echauri Morales Arquitectos con base en cuatro diferentes tipos de envolventes que se van intersectando y sobreponiendo a partir del espacio que albergan.

El resultado de la intersección de volúmenes genera una serie de cajas de cristal, cajas de concreto, cajas de madera en donde creando contrastes de texturas y formas. El diseño buscó una casa mesurada, limpia de artificios, honesta, clara y de fácil lectura, pero de igual manera firme y contundente donde se busca que la luz sea la protagonista, la delineadora de contornos que van delimitando lo público y lo privado.






El cuerpo de la construcción se presenta como gran volumen en donde la obtusa obligación que imponen los reglamentos de tener un área de techos inclinados nos dio la oportunidad de lograr inclinaciones hacia adentro, con lo cual el espacio se abre en grandes superficies acristaladas, este volumen se une a otro añadido por una pasarela volada que nos lleva a una azotea convertida en terraza mirador que en planta alta es el cuarto de juegos. Una casa que mire al cielo, que lo incorpore a la vida y a las actividades cotidianas.







A la casa se ingresa mediante una ligera escalinata que ubica la puerta de entrada principal en el descanso de la escalera, de tal manera estamos en un medio nivel por el cual se puede acceder a la planta baja, semipública, o a la planta alta, privada, al abrirse la puerta esta misma forma una mampara que privilegia el bajar hacia el vestíbulo que conduce a la sala que tiene doble altura acristalada con parasoles de madera de IPE y hacia el comedor, en estos espacios la ventanería de PVC se puede deslizar hasta abrir completamente dichos espacios y conectarlos con el jardín y el patio desayunador que sirve de vestíbulo para el cuarto de juegos, en el cual también se corren las ventanas liberando completamente la esquina de este espacio y se sitúa como el último volumen de la casa, cubierto casi en su mayoría, al igual que buena parte de la fachada principal de tableros de madera para exteriores.







En la planta alta, el techo de este cuarto de juegos es una terraza pergolada con madera de IPE que se encuentra suspendida de una estructura de acero, esta terraza se conecta con el estar de TV por medio de una pasarela volada que se continua hacia el vació de la sala, o también se puede acceder a esta terraza desde el patio desayunador por una escalera de acero pintada en color rojo. Las recamaras de los niños tienen ambas un tapanco que cubre la mitad del espacio, la parte de los closets vestidores, dejando así, las recamaras de doble altura, el piso predominante en planta alta es de madera de bambú, así como en la planta baja predomina la piedra serena cortada en tiras de diferentes tamaños pero siempre de secciones rectangulares alargadas.






La jardinería fue concebida en base al manejo de pocas especies, pocos elementos y acentuando la calidad escultórica de las piedras de cantera y los Quercus rojos, fresnos y sicomoros.





























Arquitectos: Echauri Morales Arquitectos

Proyecto: Casa Quince

Ubicación: Zapopan, Jalisco, México

Ver comentarios – Publicado en Buscador de Arquitectura con el título Mesurada y limpia de artificios. Casa Quince. Echauri Morales Arquitectos

Esta casa, ubicada en Zapopan, Jalisco, México, fue diseñada por el despacho Echauri Morales Arquitectos con base en cuatro diferentes tipos de envolventes que se van intersectando y sobreponiendo a partir del espacio que albergan.

El resultado de la intersección de volúmenes genera una serie de cajas de cristal, cajas de concreto, cajas de madera en donde creando contrastes de texturas y formas. El diseño buscó una casa mesurada, limpia de artificios, honesta, clara y de fácil lectura, pero de igual manera firme y contundente donde se busca que la luz sea la protagonista, la delineadora de contornos que van delimitando lo público y lo privado.






El cuerpo de la construcción se presenta como gran volumen en donde la obtusa obligación que imponen los reglamentos de tener un área de techos inclinados nos dio la oportunidad de lograr inclinaciones hacia adentro, con lo cual el espacio se abre en grandes superficies acristaladas, este volumen se une a otro añadido por una pasarela volada que nos lleva a una azotea convertida en terraza mirador que en planta alta es el cuarto de juegos. Una casa que mire al cielo, que lo incorpore a la vida y a las actividades cotidianas.







A la casa se ingresa mediante una ligera escalinata que ubica la puerta de entrada principal en el descanso de la escalera, de tal manera estamos en un medio nivel por el cual se puede acceder a la planta baja, semipública, o a la planta alta, privada, al abrirse la puerta esta misma forma una mampara que privilegia el bajar hacia el vestíbulo que conduce a la sala que tiene doble altura acristalada con parasoles de madera de IPE y hacia el comedor, en estos espacios la ventanería de PVC se puede deslizar hasta abrir completamente dichos espacios y conectarlos con el jardín y el patio desayunador que sirve de vestíbulo para el cuarto de juegos, en el cual también se corren las ventanas liberando completamente la esquina de este espacio y se sitúa como el último volumen de la casa, cubierto casi en su mayoría, al igual que buena parte de la fachada principal de tableros de madera para exteriores.







En la planta alta, el techo de este cuarto de juegos es una terraza pergolada con madera de IPE que se encuentra suspendida de una estructura de acero, esta terraza se conecta con el estar de TV por medio de una pasarela volada que se continua hacia el vació de la sala, o también se puede acceder a esta terraza desde el patio desayunador por una escalera de acero pintada en color rojo. Las recamaras de los niños tienen ambas un tapanco que cubre la mitad del espacio, la parte de los closets vestidores, dejando así, las recamaras de doble altura, el piso predominante en planta alta es de madera de bambú, así como en la planta baja predomina la piedra serena cortada en tiras de diferentes tamaños pero siempre de secciones rectangulares alargadas.






La jardinería fue concebida en base al manejo de pocas especies, pocos elementos y acentuando la calidad escultórica de las piedras de cantera y los Quercus rojos, fresnos y sicomoros.





























Arquitectos: Echauri Morales Arquitectos

Proyecto: Casa Quince

Ubicación: Zapopan, Jalisco, México

Ver comentarios – Publicado en Buscador de Arquitectura con el título Mesurada y limpia de artificios. Casa Quince. Echauri Morales Arquitectos

Más:
Mesurada y limpia de artificios. Casa Quince. Echauri Morales Arquitectos

Published in acero ADI AND ARQ Arquitectos Arquitectura Arte at CAD Cali casa color concreto construcción cristal diseño Envolventes escalera espacios Estructura exteriores Fachada Ido jalisco jardín luz madera México noticias pasarela patio piedra proyecto puerta PVC RRA techo terraza textura u mayor Uncategorized usa ventanas volumen Zapopan