Skip to content →

La Bendición del Bajo Presupuesto

Un jardín, una cliente sin miedos. Se pide una vivienda que pueda ser centro espiritual y espacio de silencio

Un jardín, una cliente sin miedos. Se pide una vivienda que pueda ser centro espiritual y espacio de silencio. La espiritualidad debe venir de la naturaleza misma: se busca una arquitectura que se inserte en la naturaleza sin competir con ella, que se abra al clima templado y a la visión cercana del volcán Ilaló.

El proyecto se genera desde una sola pieza prefabricada de hormigón, que puede situarse en el montaje en cuatro posiciones y que resuelve estructura, cerramiento, mobiliario, escaleras, incluso una fachada jardín que es el origen del proyecto. Por fuera es una retícula neutra que se camufla de valla o de seto. Al interior, cada muro es distinto y se ajusta a sus necesidades de escala, función, posición, etc.







Sin abandonar un rigor y simplicidad extremas, el montaje permite la variabilidad y la adaptación a las singularidades del proyecto. Orden y desorden son compatibles dentro de un mismo sistema.







La arquitectura se subordina al jardín donde se inserta. Hacia fuera es un tejido, un cerramiento, un seto construido por apilamiento de macetas. Hacia dentro el muro es un tamiz que filtra la naturaleza. Si el exterior es cerrado y oculta su escala, el interior se abre y se dilata hacia las vistas. La arquitectura amolda su forma a la del terreno, quebrándose con el fuerte desnivel, esquivando los árboles o incorporándolos al edificio: los jardines son cuartos de la casa. La pendiente del terreno y las grandes cristaleras introducen el paisaje al interior de la vivienda.







Los intersticios entre prefabricados convierten al muro en filtro de vegetación y de luz, las rendijas se dejan abiertas en algunos puntos y se cierran en otros con acrílico transparente o translucido y con tiras de madera. Estas mismas rendijas al interior son soporte de piezas de madera que se convierten estanterías, asientos, mesas y escalones.







En el piso superior el mirador abierto se despoja de cualquier elemento secundario, permitiendo el paso del aire y la luz, encuadrando las vistas de las montañas lejanas, concentrándose en su papel de relacionar al usuario con su entorno.







La Bendición del Bajo Presupuesto



Al ser preguntada la escritora norteamericana Joan Didion sobre su ideal de estilo, responde: economía, sencillez y claridad. Aquí la limitación económica nos conduce felizmente en esa dirección. Despojar de lo accesorio, buscar la intensidad por reducción, simplificar los procesos constructivos. Trabajar con la luz, la naturaleza, el clima templado, los materiales disponibles de forma directa. Pocos materiales, claridad para su empleo.









Austeridad liberadora, que permita el goce, lo sensorial, la conexión con la naturaleza.



Arquitectura de síntesis, que se sostenga en un número reducido de leyes propias. Una sola pieza, una sola acción constructiva de apilar. Una arquitectura diluida en la naturaleza, que hacia el exterior es prolongación vertical del jardín y hacia el interior es mobiliario. Un muro en el que convergen el entorno y el usuario.

























Ficha Técnica


Arquitectos: José María Sáez y David Barragán

Localización: La Morita, Quito, Ecuador

Cliente: Desiree Marín

Ingeniería Estructural: Cesar Izurieta

Colaboración: Alejandra Andrade

Constructor: Jaime Quinga

Prefabricados: Héctor Sánchez

Diseño: 2005

Construcción: 2005 – 2006

Superficie del Terreno: 5000.00 m2

Superficie de intervención: 234.00 m2

Créditos Fotográficos: Raed Gindeya, Jose María Sáez, David Barragán



Reconocimientos:

Premio a Mejor Obra de Jóven Arquitecto

VI BIAU 2008, Lisboa – Portugal

Premio Nacional de Diseño Arquitectónico

XV BAQ 2006, Quito – Ecuador

Award Best Project of Young Architect

VI BIAU 2008, Lisbon – Portugal

National Architectural Design Award

XV BAQ 2006, Quito – Ecuador

Ver comentarios – Publicado en Buscador de Arquitectura con el título La Bendición del Bajo Presupuesto

Un jardín, una cliente sin miedos. Se pide una vivienda que pueda ser centro espiritual y espacio de silencio. La espiritualidad debe venir de la naturaleza misma: se busca una arquitectura que se inserte en la naturaleza sin competir con ella, que se abra al clima templado y a la visión cercana del volcán Ilaló.

El proyecto se genera desde una sola pieza prefabricada de hormigón, que puede situarse en el montaje en cuatro posiciones y que resuelve estructura, cerramiento, mobiliario, escaleras, incluso una fachada jardín que es el origen del proyecto. Por fuera es una retícula neutra que se camufla de valla o de seto. Al interior, cada muro es distinto y se ajusta a sus necesidades de escala, función, posición, etc.







Sin abandonar un rigor y simplicidad extremas, el montaje permite la variabilidad y la adaptación a las singularidades del proyecto. Orden y desorden son compatibles dentro de un mismo sistema.







La arquitectura se subordina al jardín donde se inserta. Hacia fuera es un tejido, un cerramiento, un seto construido por apilamiento de macetas. Hacia dentro el muro es un tamiz que filtra la naturaleza. Si el exterior es cerrado y oculta su escala, el interior se abre y se dilata hacia las vistas. La arquitectura amolda su forma a la del terreno, quebrándose con el fuerte desnivel, esquivando los árboles o incorporándolos al edificio: los jardines son cuartos de la casa. La pendiente del terreno y las grandes cristaleras introducen el paisaje al interior de la vivienda.







Los intersticios entre prefabricados convierten al muro en filtro de vegetación y de luz, las rendijas se dejan abiertas en algunos puntos y se cierran en otros con acrílico transparente o translucido y con tiras de madera. Estas mismas rendijas al interior son soporte de piezas de madera que se convierten estanterías, asientos, mesas y escalones.







En el piso superior el mirador abierto se despoja de cualquier elemento secundario, permitiendo el paso del aire y la luz, encuadrando las vistas de las montañas lejanas, concentrándose en su papel de relacionar al usuario con su entorno.







La Bendición del Bajo Presupuesto



Al ser preguntada la escritora norteamericana Joan Didion sobre su ideal de estilo, responde: economía, sencillez y claridad. Aquí la limitación económica nos conduce felizmente en esa dirección. Despojar de lo accesorio, buscar la intensidad por reducción, simplificar los procesos constructivos. Trabajar con la luz, la naturaleza, el clima templado, los materiales disponibles de forma directa. Pocos materiales, claridad para su empleo.









Austeridad liberadora, que permita el goce, lo sensorial, la conexión con la naturaleza.



Arquitectura de síntesis, que se sostenga en un número reducido de leyes propias. Una sola pieza, una sola acción constructiva de apilar. Una arquitectura diluida en la naturaleza, que hacia el exterior es prolongación vertical del jardín y hacia el interior es mobiliario. Un muro en el que convergen el entorno y el usuario.

























Ficha Técnica


Arquitectos: José María Sáez y David Barragán

Localización: La Morita, Quito, Ecuador

Cliente: Desiree Marín

Ingeniería Estructural: Cesar Izurieta

Colaboración: Alejandra Andrade

Constructor: Jaime Quinga

Prefabricados: Héctor Sánchez

Diseño: 2005

Construcción: 2005 – 2006

Superficie del Terreno: 5000.00 m2

Superficie de intervención: 234.00 m2

Créditos Fotográficos: Raed Gindeya, Jose María Sáez, David Barragán



Reconocimientos:

Premio a Mejor Obra de Jóven Arquitecto

VI BIAU 2008, Lisboa – Portugal

Premio Nacional de Diseño Arquitectónico

XV BAQ 2006, Quito – Ecuador

Award Best Project of Young Architect

VI BIAU 2008, Lisbon – Portugal

National Architectural Design Award

XV BAQ 2006, Quito – Ecuador

Ver comentarios – Publicado en Buscador de Arquitectura con el título La Bendición del Bajo Presupuesto

Más:
La Bendición del Bajo Presupuesto

Published in AND ARQ Arquitecto Arquitectos Arquitectura at BAJ bar barra BIAU CAD Cali casa Clima colaboración construcción constructo cristal diseño ecuador El Paso escalera escaleras ESOS estilo ESTO Estructura Fachada hormigón Ido interior intervención jardín José María Sáez Lima Lisboa LOCAL luz madera Materiales mesa mirador Mob mobiliario montaña muro naturaleza Neutra NORTE noticias Orio Otros paisaje Pilar Portugal prefabricado proyecto Quito rios RRA sca SP Uncategorized Uster vivienda volcán