Skip to content →

En perspectiva: Max Cetto

“Es seguro que precisamente la arquitectura radical, por su objetividad opuesta a todo individualismo sentimental, por su heroica sencillez y su fervor constructivo, pero sobre todo por la implacabilidad y pureza de su voluntad de forma, podría constituir para los siglos venideros el monumento pétreo de un audaz arte estatal alemán”. Imagen vía arquine Hoy celebramos el cumpleaños numero 112 de Maximiliano Ludwig Carl Cetto, arquitecto nacido en Coblence, Alemania quien construyó la mayor parte de su obra en México luego de ser exiliado de su país natal. Cetto estudió en las Universidades Técnicas de  Darmstadt  (siendo discípulo de Heinrich Wölfflin), y Berlín , bajo la tutela de Hans Poelzig, graduándose como ingeniero-arquitecto en 1926, dentro de la mejor cultura expresionista alemana

“Es seguro que precisamente la arquitectura radical, por su objetividad opuesta a todo individualismo sentimental, por su heroica sencillez y su fervor constructivo, pero sobre todo por la implacabilidad y pureza de su voluntad de forma, podría constituir para los siglos venideros el monumento pétreo de un audaz arte estatal alemán”.


Imagen vía arquine

Imagen vía arquine

Hoy celebramos el cumpleaños numero 112 de Maximiliano Ludwig Carl Cetto, arquitecto nacido en Coblence, Alemania quien construyó la mayor parte de su obra en México luego de ser exiliado de su país natal. Cetto estudió en las Universidades Técnicas de Darmstadt (siendo discípulo de Heinrich Wölfflin), y Berlín, bajo la tutela de Hans Poelzig, graduándose como ingeniero-arquitecto en 1926, dentro de la mejor cultura expresionista alemana.

El comienzo de la Segunda Guerra Mundial dificultó el panorama para quienes se ganaban la vida con el arte, Cetto escribió una carta a el oficial Goebbels, inteligentemente criticando la destrucciñon del arte y apoyando la libertad de expresión. Sus alegatos no fueron recibidos y a las edad de 35 años fue exiliado, eligiendo como destino los Estados Unidos. Su obra más influyente de su estadía en Alemania fue su participación en el célebre concurso internacional para la Liga de las Naciones en Ginebra. Su propuesta se consideró la mejor dentro de las alemanas, otorgandole un lugar como miembro fundador del Congreso Internacional de Arquitectura Moderna (Congrès International d’Architecture Moderne).

Su paso por Estados Unidos fue breve pero tuvo la oportunidad de trabajar con Frank Lloyd Wright y Richard Neutra, luego de un año se muda a Mexico para establecerse ahí permanentemente. En México para darse a conocer trabajó de la mano con renombrados arquitectos como Luis Barragán y Jorge Rubio. Así pudo imponer una nueva visión de la arquitectura que incluía la tradición Europea del vínculo con la tradición y el entorno mezclándolo con las tecnologías de la modernidad y el aporte vernáculo de la arquitectura mexicana. Estableciendo una nueva corriente y estilo de vida cuando construyó la primera residencia en el fraccionamiento Jardines del Pedregal de San Ángel, integrando a la naturaleza y asimilando las enseñanzas del México antiguo, participando en la construcción de nuevos polos de vivienda en las afueras de la ciudad. En su honor, el Taller Cinco de la Facultad de Arquitectura de la UNAM hoy lleva su nombre.

Obra construida más influyente
En Frankfurt, Alemania 
– Molino de carbón para la Central Eléctrica (1929)
– Escuela de cocina (1933)

En México
– Hotel San José Purúa (Jungapeo, Michoacán), (1940) (En colaboración con el Arq. Jorge Rubio)
– Casa Max Cetto, ubicada en la calle de Agua #130 y primera casa que se construyó en el Pedregal de San Ángel al sur de la Cd. de México D.F) (1949)
– Casa para el pintor Roberto Berdecio donde el respeto de la ecología fue marcadamente influyente para la arquitectura mexicana contemporánea. Av. Fuentes 140,Pedregal de San Ángel (1951) 

“Es seguro que precisamente la arquitectura radical, por su objetividad opuesta a todo individualismo sentimental, por su heroica sencillez y su fervor constructivo, pero sobre todo por la implacabilidad y pureza de su voluntad de forma, podría constituir para los siglos venideros el monumento pétreo de un audaz arte estatal alemán”.


Imagen vía arquine

Imagen vía arquine

Hoy celebramos el cumpleaños numero 112 de Maximiliano Ludwig Carl Cetto, arquitecto nacido en Coblence, Alemania quien construyó la mayor parte de su obra en México luego de ser exiliado de su país natal. Cetto estudió en las Universidades Técnicas de Darmstadt (siendo discípulo de Heinrich Wölfflin), y Berlín, bajo la tutela de Hans Poelzig, graduándose como ingeniero-arquitecto en 1926, dentro de la mejor cultura expresionista alemana.

El comienzo de la Segunda Guerra Mundial dificultó el panorama para quienes se ganaban la vida con el arte, Cetto escribió una carta a el oficial Goebbels, inteligentemente criticando la destrucciñon del arte y apoyando la libertad de expresión. Sus alegatos no fueron recibidos y a las edad de 35 años fue exiliado, eligiendo como destino los Estados Unidos. Su obra más influyente de su estadía en Alemania fue su participación en el célebre concurso internacional para la Liga de las Naciones en Ginebra. Su propuesta se consideró la mejor dentro de las alemanas, otorgandole un lugar como miembro fundador del Congreso Internacional de Arquitectura Moderna (Congrès International d’Architecture Moderne).

Su paso por Estados Unidos fue breve pero tuvo la oportunidad de trabajar con Frank Lloyd Wright y Richard Neutra, luego de un año se muda a Mexico para establecerse ahí permanentemente. En México para darse a conocer trabajó de la mano con renombrados arquitectos como Luis Barragán y Jorge Rubio. Así pudo imponer una nueva visión de la arquitectura que incluía la tradición Europea del vínculo con la tradición y el entorno mezclándolo con las tecnologías de la modernidad y el aporte vernáculo de la arquitectura mexicana. Estableciendo una nueva corriente y estilo de vida cuando construyó la primera residencia en el fraccionamiento Jardines del Pedregal de San Ángel, integrando a la naturaleza y asimilando las enseñanzas del México antiguo, participando en la construcción de nuevos polos de vivienda en las afueras de la ciudad. En su honor, el Taller Cinco de la Facultad de Arquitectura de la UNAM hoy lleva su nombre.

Obra construida más influyente
En Frankfurt, Alemania 
– Molino de carbón para la Central Eléctrica (1929)
– Escuela de cocina (1933)

En México
– Hotel San José Purúa (Jungapeo, Michoacán), (1940) (En colaboración con el Arq. Jorge Rubio)
– Casa Max Cetto, ubicada en la calle de Agua #130 y primera casa que se construyó en el Pedregal de San Ángel al sur de la Cd. de México D.F) (1949)
– Casa para el pintor Roberto Berdecio donde el respeto de la ecología fue marcadamente influyente para la arquitectura mexicana contemporánea. Av. Fuentes 140,Pedregal de San Ángel (1951) 

Visita el link:
En perspectiva: Max Cetto

Published in AA ADI AGA agua alemania AND Año ARQ arquine Arquitecto Arquitectos Arquitectura arquitectura mexica Arquitectura mexicana arquitectura moderna Arte at BAJ bar barra Berlín CAD casa Casa PA ciudad Cocina colaboración Como concurso Concurso Internacional construcción Cultura cumpleaños escuela Estados estados unidos estilo estilo de vida frank lloyd wright Gatos Genie Gent Ginebra Hotel ICHA Ido IL internacional jardines led Lia luis barragán Mayo México Mundial naturaleza Neutra onu OTO Panorama Plataforma Primera residencia richard neutra RRA RS San José SP suiza taller tela UID Uncategorized universidad Universidades vivienda