Skip to content →

Emilio Soyer Nash: "El cambio de escala que se está dando en Lima no genera espacios humanos"

© Fabio Rodríguez Ganador del primer Hexágono de Oro en la Bienal de Arquitectura del Perú de 1970 y del Premio Chavín en el año 1972, el arquitecto peruano  Emilio Soyer Nash  mantiene una basta producción de proyectos construidos entre los que destacan viviendas unifamiliares, multifamiliares y edificios institucionales. Su arquitectura busca integrar el espacio físico y el humano a través del diseño de volúmenes limpios que se componen en  referencia al pasado prehispánico . En esta entrevista, el arquitecto nos responde cuales son sus visiones del presente y brinda un importante mensaje para la nueva generación de arquitectos. Mayor información después del salto.


© Fabio Rodríguez

© Fabio Rodríguez

Ganador del primer Hexágono de Oro en la Bienal de Arquitectura del Perú de 1970 y del Premio Chavín en el año 1972, el arquitecto peruano Emilio Soyer Nash mantiene una basta producción de proyectos construidos entre los que destacan viviendas unifamiliares, multifamiliares y edificios institucionales. Su arquitectura busca integrar el espacio físico y el humano a través del diseño de volúmenes limpios que se componen en referencia al pasado prehispánico. En esta entrevista, el arquitecto nos responde cuales son sus visiones del presente y brinda un importante mensaje para la nueva generación de arquitectos. Mayor información después del salto.

¿Cómo percibe el rumbo que ha tomado la arquitectura peruana en los últimos años?

“Como todo, existen cosas buenas y no tan buenas. Entre lo bueno veo que hay una generación joven de arquitectos que ha mejorado notablemente su nivel de profesionalismo. Ahora son oficinas las que trabajan comercialmente, claramente incentivadas por la construcción o el negocio inmobiliario. Sin embargo, la ciudad no se encuentra mejor que antes. La Lima que yo conocí en los años cincuenta era pequeña pero ordenada, con 600 mil habitantes que ahora son 9 millones. Hay partes de la ciudad que han perdido mucho y está también la periferia, donde se encuentran distintos problemas de tránsito y accesibilidad.”


Casa de Playa Soyer-Palacios. Image Cortesía de Archivo Emilio Soyer Nash

Casa de Playa Soyer-Palacios. Image Cortesía de Archivo Emilio Soyer Nash

¿Cuál considera que es el aporte de su obra al devenir proyectual local?

“Siempre digo que las obras hablan por sí mismas. Mi interés se encuentra en la vida del ser humano, es lo que más me motiva. Es satisfactorio diseñar casas para gente que está contenta de vivir en donde está. En el sector público he logrado realizar proyectos como el Museo de Arte de Lima y el Ministerio de Pesquería (hoy Ministerio de Cultura). Este último lo realicé en conjunto con otros arquitectos como Miguel Cruchaga y Rodrigo Mazuré.”


Casa Closa. Image Cortesía de Archivo Emilio Soyer Nash

Casa Closa. Image Cortesía de Archivo Emilio Soyer Nash

¿Cuáles son los retos que representa el diseño arquitectónico en nuestros días?

“Ahora nos enfrentamos a una excesiva comercialización: el arquitecto quiere proyectar edificios altos que generan una buena rentabilidad. No es que esté en contra de estos proyectos, pero éstos en conjunto generan un bloque que no deja pasar la luz. No estamos construyendo una ciudad amable, estos edificios de altura agreden las viviendas de pequeña escala. El cambio de escala que se está dando en Lima no genera espacios humanos, y la ausencia de áreas libres en los edificios hace que se pierdan muchas áreas verdes. Los techos son los únicos espacios disponibles para sembrar árboles, y estos no pueden ser de gran tamaño. Este es el problema de la densidad, y no se resuelve haciendo vivienda unifamiliar.”


Edificio Saénz Peña. Image Cortesía de Archivo Emilio Soyer Nash

Edificio Saénz Peña. Image Cortesía de Archivo Emilio Soyer Nash

“Por eso, el edificio Ajax Hispania fue parte de mi preocupación por hacer un edificio que tenga una escala que armonizara con las viviendas de baja altura en aquel entonces. Se hizo para buscar una escala mayor a la vivienda unifamiliar, haciendo seis departamentos en el lote de una sola casa. Sin embargo, hoy en día no se hacen seis, sino 30 o 40 departamentos. Considero que no estamos manejando bien estos cambios; por el contrario, se está desestabilizando la ciudad.”


Edificio Ajax-Hispania. Image Cortesía de Archivo Emilio Soyer Nash

Edificio Ajax-Hispania. Image Cortesía de Archivo Emilio Soyer Nash

“Desgraciadamente, si las ciudades las construyéramos sólo los arquitectos no serían lo que son. Pero las ciudades la construyen sus habitantes, porque todos con nuestra presencia hacemos ciudad. Espero que en el futuro las nuevas generaciones tengan ideas más positivas que someterse al negocio inmobiliario.”

¿Qué factores influyen en su proceso de diseño? 

“Lo primero es comunicarse con la persona que realiza el encargo. El intercambio entre cliente y arquitecto debe ser enorme, se requiere conocer sus necesidades y posibilidades. Esta es una relación difícil porque a veces no nos entendemos bien, se habla mucho y se entiende poco. Luego se debe ver el sitio y estudiar sus implicancias. También se debe evaluar económicamente el proyecto y organizar las colaboraciones con las especialidades. Generalmente los clientes vienen por referencias o han visto mi obra, por lo que tienen una idea de lo que quieren inicialmente.”


Estudio Soyer. Image © Fabio Rodríguez

Estudio Soyer. Image © Fabio Rodríguez

¿Cuál sería su mensaje para la nueva generación de arquitectos?

“El problema de la ciudad es un problema del ser humano, este reto no es solamente campo de los arquitectos. En la actualidad, los que viven en la ciudad en lugar de disfrutarla la sufren, cuando tenemos la posibilidad de hacer algo como profesionales hay que tratar de hacerlo. Debemos mejorar nuestra vocación de servicio. Hay situaciones que no se tocan en la universidad, la vida es mucho más compleja que el programa que propone un profesor. Lo básico es saber diseñar para construir, y no sólo eso, sino diseñar para poder hacerlo realidad.”


© Fabio Rodríguez

© Fabio Rodríguez

Ganador del primer Hexágono de Oro en la Bienal de Arquitectura del Perú de 1970 y del Premio Chavín en el año 1972, el arquitecto peruano Emilio Soyer Nash mantiene una basta producción de proyectos construidos entre los que destacan viviendas unifamiliares, multifamiliares y edificios institucionales. Su arquitectura busca integrar el espacio físico y el humano a través del diseño de volúmenes limpios que se componen en referencia al pasado prehispánico. En esta entrevista, el arquitecto nos responde cuales son sus visiones del presente y brinda un importante mensaje para la nueva generación de arquitectos. Mayor información después del salto.

¿Cómo percibe el rumbo que ha tomado la arquitectura peruana en los últimos años?

“Como todo, existen cosas buenas y no tan buenas. Entre lo bueno veo que hay una generación joven de arquitectos que ha mejorado notablemente su nivel de profesionalismo. Ahora son oficinas las que trabajan comercialmente, claramente incentivadas por la construcción o el negocio inmobiliario. Sin embargo, la ciudad no se encuentra mejor que antes. La Lima que yo conocí en los años cincuenta era pequeña pero ordenada, con 600 mil habitantes que ahora son 9 millones. Hay partes de la ciudad que han perdido mucho y está también la periferia, donde se encuentran distintos problemas de tránsito y accesibilidad.”


Casa de Playa Soyer-Palacios. Image Cortesía de Archivo Emilio Soyer Nash

Casa de Playa Soyer-Palacios. Image Cortesía de Archivo Emilio Soyer Nash

¿Cuál considera que es el aporte de su obra al devenir proyectual local?

“Siempre digo que las obras hablan por sí mismas. Mi interés se encuentra en la vida del ser humano, es lo que más me motiva. Es satisfactorio diseñar casas para gente que está contenta de vivir en donde está. En el sector público he logrado realizar proyectos como el Museo de Arte de Lima y el Ministerio de Pesquería (hoy Ministerio de Cultura). Este último lo realicé en conjunto con otros arquitectos como Miguel Cruchaga y Rodrigo Mazuré.”


Casa Closa. Image Cortesía de Archivo Emilio Soyer Nash

Casa Closa. Image Cortesía de Archivo Emilio Soyer Nash

¿Cuáles son los retos que representa el diseño arquitectónico en nuestros días?

“Ahora nos enfrentamos a una excesiva comercialización: el arquitecto quiere proyectar edificios altos que generan una buena rentabilidad. No es que esté en contra de estos proyectos, pero éstos en conjunto generan un bloque que no deja pasar la luz. No estamos construyendo una ciudad amable, estos edificios de altura agreden las viviendas de pequeña escala. El cambio de escala que se está dando en Lima no genera espacios humanos, y la ausencia de áreas libres en los edificios hace que se pierdan muchas áreas verdes. Los techos son los únicos espacios disponibles para sembrar árboles, y estos no pueden ser de gran tamaño. Este es el problema de la densidad, y no se resuelve haciendo vivienda unifamiliar.”


Edificio Saénz Peña. Image Cortesía de Archivo Emilio Soyer Nash

Edificio Saénz Peña. Image Cortesía de Archivo Emilio Soyer Nash

“Por eso, el edificio Ajax Hispania fue parte de mi preocupación por hacer un edificio que tenga una escala que armonizara con las viviendas de baja altura en aquel entonces. Se hizo para buscar una escala mayor a la vivienda unifamiliar, haciendo seis departamentos en el lote de una sola casa. Sin embargo, hoy en día no se hacen seis, sino 30 o 40 departamentos. Considero que no estamos manejando bien estos cambios; por el contrario, se está desestabilizando la ciudad.”


Edificio Ajax-Hispania. Image Cortesía de Archivo Emilio Soyer Nash

Edificio Ajax-Hispania. Image Cortesía de Archivo Emilio Soyer Nash

“Desgraciadamente, si las ciudades las construyéramos sólo los arquitectos no serían lo que son. Pero las ciudades la construyen sus habitantes, porque todos con nuestra presencia hacemos ciudad. Espero que en el futuro las nuevas generaciones tengan ideas más positivas que someterse al negocio inmobiliario.”

¿Qué factores influyen en su proceso de diseño? 

“Lo primero es comunicarse con la persona que realiza el encargo. El intercambio entre cliente y arquitecto debe ser enorme, se requiere conocer sus necesidades y posibilidades. Esta es una relación difícil porque a veces no nos entendemos bien, se habla mucho y se entiende poco. Luego se debe ver el sitio y estudiar sus implicancias. También se debe evaluar económicamente el proyecto y organizar las colaboraciones con las especialidades. Generalmente los clientes vienen por referencias o han visto mi obra, por lo que tienen una idea de lo que quieren inicialmente.”


Estudio Soyer. Image © Fabio Rodríguez

Estudio Soyer. Image © Fabio Rodríguez

¿Cuál sería su mensaje para la nueva generación de arquitectos?

“El problema de la ciudad es un problema del ser humano, este reto no es solamente campo de los arquitectos. En la actualidad, los que viven en la ciudad en lugar de disfrutarla la sufren, cuando tenemos la posibilidad de hacer algo como profesionales hay que tratar de hacerlo. Debemos mejorar nuestra vocación de servicio. Hay situaciones que no se tocan en la universidad, la vida es mucho más compleja que el programa que propone un profesor. Lo básico es saber diseñar para construir, y no sólo eso, sino diseñar para poder hacerlo realidad.”

Continua leyendo aquí:
Emilio Soyer Nash: "El cambio de escala que se está dando en Lima no genera espacios humanos"

Published in AA AGA AND Año archivo ARQ Arquitecto Arquitectos Arquitectura arquitectura peruana Arte at BAJ bar bienal bloque CAC casa Casa de playa Casas ciudad ciudades comercial Como construcción Cultura DAS densidad departamento Departamentos diseño Edificios entrevista espacios Especial ESTO Estudio featured futuro General Gent Ido IL InForm Lia Lima LOCAL luz mad Mayo Mini Ministerio Mob mobiliario Museo Obras Oficina oficinas OMA Orio Ota OTO Otro Otros Palacios perú Plataforma Playa premio proyecto proyectos Real revista roble RS Salt sca SOM SP Spa TAC techo Tienen UID Uncategorized universidad Vic vivienda Vivienda Unifamiliar viviendas

0