Skip to content →

Casa Holmes – Fuentealba / Francis Pfenniger

Descripción de los arquitectos. EL LUGAR En la península de Rilan, frente al canal de Castro, el terreno cautiva por sus vistas (próximas y lejanas) y una topografía variada. Desde lo alto según se llega, un coigüe maduro marca su presencia frente a una ladera amplia, despejada y verde

Descripción de los arquitectos. EL LUGAR

En la península de Rilan, frente al canal de Castro, el terreno cautiva por sus vistas (próximas y lejanas) y una topografía variada. Desde lo alto según se llega, un coigüe maduro marca su presencia frente a una ladera amplia, despejada y verde. Algunos grupos de árboles en los bordes de la ladera limitan la propiedad y la vista, definiendo un amplio potrero en el que resalta un grupo de manzanos. Al frente, el canal Castro, marca el sur geográfico. Al este, el mar interior, permite una mirada lejana y más reposada. Al oeste lo limita un pequeño bosque, una quebrada y un riachuelo. El terreno es amplio y tiene una marcada -pero no excesiva- pendiente que se camina bien. La vista parece abarcarlo entero, pero algunos lomajes y una hondonada que se sitúa al oeste, nos desmienten. 

Recorrerlo es un descubrimiento, un paseo sugerente. Lleno de rincones, acentos, vistas, quebradas, árboles, sugiere un espacio mágico y lleno de significados posibles para niños y adultos. Aquí la fruta, más allá el bosque nativo, en otra esquina un ciprés o un pino. El rincón de la lectura, el mirador, la casa en el bosque, el huerto, el potrero de las ovejas, todo cabe aquí, porque parece que caben todos los sueños, todas las imágenes, todas las fantasías y toda la magia de Chiloé.

LA PREGUNTA

La cabaña es un hogar, un lugar para la familia, un lugar significante, un lugar que construye ahora los recuerdos del futuro. Un lugar que se habita no sólo en vacaciones sino al que se llega cada vez que se pueda. En ese sentido, un lugar próximo. Un lugar que invita y demanda entrega, proyectos, acciones y actos. Un proyecto que convoca a toda la familia.

El proyecto se debe hacer cargo de cómo habitar en la ladera, destacar las mejores vistas sobre lo próximo y lo lejano y asegurar un asoleamiento y acondicionamiento óptimos frente a las condiciones del clima local.

Las vistas principales son al sur y al oriente. Las primeras son espectaculares, pero no proveen de sol. La apertura al este asegura vistas lejanas y buen sol. En un lugar de mucha lluvia, neblina y frío, todo sol es bienvenido: el sol de la tarde, antes de que se pierda detrás del bosque. También el sol del norte, un poco a la espalda del terreno; norte que provee luz, pero también viento y lluvia.

La cabaña debe hacerse cargo del clima, debe ser acogedora, abrigadora, debe poder cerrarse sobre sí misma si es necesario: es un refugio. Pero debe expandirse, abrirse a la fiesta del sol cuando el verano lo permita, festejar el paisaje, celebrar el jardín, el potrero y el territorio en que se inserta.

EL PROYECTO

El proyecto está entendido como un refugio y un mirador que se adapta parcialmente a la ladera. Un primer volumen concentrado, integrado, simple: un gran manto conforma la cubierta y los cerramientos laterales. Los testeros son pieles muy dilatadas conformadas por una celosía de madera en que se redibujan los vanos de las ventanas. El volumen simple alude a una geometría que no es ajena al lugar y que, de hecho, se descubre en una pequeña construcción en estado de ruina que existe en el terreno. A la casa se accede a través de una chiflonera-pasillo que llega a la puerta principal, de demolición. Es pequeña, pero justa. Pasada la segunda puerta se llega a un pasillo abierto que tiene carácter de puente y ordena el espacio. Hacia la izquierda, la puerta del baño, los closet y las habitaciones. Hacia la derecha se abalcona sobre el estar comedor y la cocina. El desnivel permite el asiento junto a la gran mesa.

Las ventanas principales están hacia el oriente y se abren a una terraza cubierta. La terraza se prolonga hacia un balcón que rodea la casa y culmina frente a la cocina.

La segunda etapa está concebida para construirse sin interferir en lo construido: una ventana se transforma en puerta. El volumen recibe el programa básico descrito y todo tiene un acceso expedito al 2º baño. Un dormitorio baja un poco, el otro está en 2º piso, acercándose a la pendiente del terreno. Los dos tienen balcones propios y privados con vista privilegiada sobre el mar interior.

CONSTRUCCIÓN

La construcción se propone reutilizar al máximo los materiales de desecho de la industria salmonera (en que se desempeña el mandante) y de reciclaje doméstico. Un estudio hecho por la alumna de pregrado de la Universidad de Chile Nicole García demuestra que los desechos aprovechables principales de esta industria son madera (en forma de pallets), perfiles de acero galvanizado por inmersión en caliente en distintas secciones y geometrías producto de los desechos de las jaulas; poliestireno expandido en forma de boyas y flotadores; redes, y polímeros de distinto tipo y en diversas formas. SE toma la decisión de trabajar principalmente con los pallet, el acero y el poliestireno. Así, para conformar los dos planos de la casa, se concibe una subestructura confeccionada en base a perfiles tubulares de acero galvanizado de 150mm diámetro y 5mm de espesor conectados por vigas también de perfiles de acero galvanizado en secciones de 150 x 50 x 4mm. Esta plataforma se adapta con piezas especiales para recibir y soportar la estructura de madera que constituye la casa. La estructura está dimensionada según la madera posible de recuperar, pero se puede adaptar a cualquier condición: es básicamente una estructura de columna y viga. Está hecha con robustos postes de tenío de 8” x 8” en bruto de largos continuos. Los postes llevan sendos calados de 1”en ambos sentidos que reciben y apoyan a media madera los envigados dobles de 3”x8” (también de tenío en bruto) conformando la estructura básica del edificio. Todas las uniones son apernadas

Entre los marcos se disponen los pallet que se rellenan con planchas poliestireno expandido cortado y recuperado de material de balsas y boyas, por lo que el proyecto está modulado según dimensiones de los pallet (1,20 x 1,20m), que se completan con una cinta de 1” x 5” en su perímetro para permitir su conexión. El revestimiento interior es de planchas de madera contrachapada. El revestimiento exterior se hace en base a barrera de humedad de cajas de tetra pack recuperadas corcheteada contra los listones de los pallet con la cara aluminizada hacia el exterior. Sobre ello, un listoneado de 1” separará el revestimiento de la fachada ventilada: planchas de acero pintadas. La cubierta es plancha de acero y contiene aislación térmica en base a las mismas planchas de poliestireno recuperadas. En algunos de los muros de acceso y de cerramiento, se usa madera recuperada de un antiguo muelle dado de baja que se secciona en dos y tres. Se dispone aleatoriamente, permitiendo que distintos espesores, textura y colores otorguen al paño completo una tesitura propia. El pavimento es de madera. Los pavimentos de terrazas y de la chiflonera se hacen con placas de acero galvanizado perforado recuperados de los pasillos de las jaulas dadas de baja de los centros de cultivos. Barandas y protecciones se hacen recuperando material de acero galvanizado. Sólo en las ventanas y cristales se usa material completamente nuevo que asegure el confort térmico de la casa: son de PVC y llevan cristales DVH.

Descripción de los arquitectos. EL LUGAR

En la península de Rilan, frente al canal de Castro, el terreno cautiva por sus vistas (próximas y lejanas) y una topografía variada. Desde lo alto según se llega, un coigüe maduro marca su presencia frente a una ladera amplia, despejada y verde. Algunos grupos de árboles en los bordes de la ladera limitan la propiedad y la vista, definiendo un amplio potrero en el que resalta un grupo de manzanos. Al frente, el canal Castro, marca el sur geográfico. Al este, el mar interior, permite una mirada lejana y más reposada. Al oeste lo limita un pequeño bosque, una quebrada y un riachuelo. El terreno es amplio y tiene una marcada -pero no excesiva- pendiente que se camina bien. La vista parece abarcarlo entero, pero algunos lomajes y una hondonada que se sitúa al oeste, nos desmienten. 

Recorrerlo es un descubrimiento, un paseo sugerente. Lleno de rincones, acentos, vistas, quebradas, árboles, sugiere un espacio mágico y lleno de significados posibles para niños y adultos. Aquí la fruta, más allá el bosque nativo, en otra esquina un ciprés o un pino. El rincón de la lectura, el mirador, la casa en el bosque, el huerto, el potrero de las ovejas, todo cabe aquí, porque parece que caben todos los sueños, todas las imágenes, todas las fantasías y toda la magia de Chiloé.

LA PREGUNTA

La cabaña es un hogar, un lugar para la familia, un lugar significante, un lugar que construye ahora los recuerdos del futuro. Un lugar que se habita no sólo en vacaciones sino al que se llega cada vez que se pueda. En ese sentido, un lugar próximo. Un lugar que invita y demanda entrega, proyectos, acciones y actos. Un proyecto que convoca a toda la familia.

El proyecto se debe hacer cargo de cómo habitar en la ladera, destacar las mejores vistas sobre lo próximo y lo lejano y asegurar un asoleamiento y acondicionamiento óptimos frente a las condiciones del clima local.

Las vistas principales son al sur y al oriente. Las primeras son espectaculares, pero no proveen de sol. La apertura al este asegura vistas lejanas y buen sol. En un lugar de mucha lluvia, neblina y frío, todo sol es bienvenido: el sol de la tarde, antes de que se pierda detrás del bosque. También el sol del norte, un poco a la espalda del terreno; norte que provee luz, pero también viento y lluvia.

La cabaña debe hacerse cargo del clima, debe ser acogedora, abrigadora, debe poder cerrarse sobre sí misma si es necesario: es un refugio. Pero debe expandirse, abrirse a la fiesta del sol cuando el verano lo permita, festejar el paisaje, celebrar el jardín, el potrero y el territorio en que se inserta.

EL PROYECTO

El proyecto está entendido como un refugio y un mirador que se adapta parcialmente a la ladera. Un primer volumen concentrado, integrado, simple: un gran manto conforma la cubierta y los cerramientos laterales. Los testeros son pieles muy dilatadas conformadas por una celosía de madera en que se redibujan los vanos de las ventanas. El volumen simple alude a una geometría que no es ajena al lugar y que, de hecho, se descubre en una pequeña construcción en estado de ruina que existe en el terreno. A la casa se accede a través de una chiflonera-pasillo que llega a la puerta principal, de demolición. Es pequeña, pero justa. Pasada la segunda puerta se llega a un pasillo abierto que tiene carácter de puente y ordena el espacio. Hacia la izquierda, la puerta del baño, los closet y las habitaciones. Hacia la derecha se abalcona sobre el estar comedor y la cocina. El desnivel permite el asiento junto a la gran mesa.

Las ventanas principales están hacia el oriente y se abren a una terraza cubierta. La terraza se prolonga hacia un balcón que rodea la casa y culmina frente a la cocina.

La segunda etapa está concebida para construirse sin interferir en lo construido: una ventana se transforma en puerta. El volumen recibe el programa básico descrito y todo tiene un acceso expedito al 2º baño. Un dormitorio baja un poco, el otro está en 2º piso, acercándose a la pendiente del terreno. Los dos tienen balcones propios y privados con vista privilegiada sobre el mar interior.

CONSTRUCCIÓN

La construcción se propone reutilizar al máximo los materiales de desecho de la industria salmonera (en que se desempeña el mandante) y de reciclaje doméstico. Un estudio hecho por la alumna de pregrado de la Universidad de Chile Nicole García demuestra que los desechos aprovechables principales de esta industria son madera (en forma de pallets), perfiles de acero galvanizado por inmersión en caliente en distintas secciones y geometrías producto de los desechos de las jaulas; poliestireno expandido en forma de boyas y flotadores; redes, y polímeros de distinto tipo y en diversas formas. SE toma la decisión de trabajar principalmente con los pallet, el acero y el poliestireno. Así, para conformar los dos planos de la casa, se concibe una subestructura confeccionada en base a perfiles tubulares de acero galvanizado de 150mm diámetro y 5mm de espesor conectados por vigas también de perfiles de acero galvanizado en secciones de 150 x 50 x 4mm. Esta plataforma se adapta con piezas especiales para recibir y soportar la estructura de madera que constituye la casa. La estructura está dimensionada según la madera posible de recuperar, pero se puede adaptar a cualquier condición: es básicamente una estructura de columna y viga. Está hecha con robustos postes de tenío de 8” x 8” en bruto de largos continuos. Los postes llevan sendos calados de 1”en ambos sentidos que reciben y apoyan a media madera los envigados dobles de 3”x8” (también de tenío en bruto) conformando la estructura básica del edificio. Todas las uniones son apernadas

Entre los marcos se disponen los pallet que se rellenan con planchas poliestireno expandido cortado y recuperado de material de balsas y boyas, por lo que el proyecto está modulado según dimensiones de los pallet (1,20 x 1,20m), que se completan con una cinta de 1” x 5” en su perímetro para permitir su conexión. El revestimiento interior es de planchas de madera contrachapada. El revestimiento exterior se hace en base a barrera de humedad de cajas de tetra pack recuperadas corcheteada contra los listones de los pallet con la cara aluminizada hacia el exterior. Sobre ello, un listoneado de 1” separará el revestimiento de la fachada ventilada: planchas de acero pintadas. La cubierta es plancha de acero y contiene aislación térmica en base a las mismas planchas de poliestireno recuperadas. En algunos de los muros de acceso y de cerramiento, se usa madera recuperada de un antiguo muelle dado de baja que se secciona en dos y tres. Se dispone aleatoriamente, permitiendo que distintos espesores, textura y colores otorguen al paño completo una tesitura propia. El pavimento es de madera. Los pavimentos de terrazas y de la chiflonera se hacen con placas de acero galvanizado perforado recuperados de los pasillos de las jaulas dadas de baja de los centros de cultivos. Barandas y protecciones se hacen recuperando material de acero galvanizado. Sólo en las ventanas y cristales se usa material completamente nuevo que asegure el confort térmico de la casa: son de PVC y llevan cristales DVH.

Leer más:
Casa Holmes – Fuentealba / Francis Pfenniger

Published in AA acero AGi aislación térmica AND Año ARCO ARQ Arquitecto Arquitectos Arquitectura at BAJ balcon balcones baño bar Bosque CAC CAD Cali casa Casas castro celosía Chile chiloé Clima Cocina color colores Como construcción cristal Cubierta DAS Especial Estructura estructura de madera Estudio Fachada futuro GAD geometría Hume Ido IL industria interior isla jardín Lia Lima LOCAL luz mad madera Mandante Materiales mesa Mini mirador MIT muro NORTE OMA Orio Ota OTO Otro paisaje pallets pavimento PEN pequeño bosque Perfil Piel Pieles Planos Plataforma Pregrado Primera proyecto proyectos puente puerta PVC reciclaje refugio revestimien revestimiento RRA RS ruina Salt SP Spa TAC terraza terrazas territorio textura Tienen UID Uncategorized universidad usa ventanas verano volumen

0