Skip to content →

Arquitectos japoneses venden un estilo de vida al escenario mundial

Una nueva generación de arquitectos japoneses ganadores del Pritzker deafían los canones de la arquitectura moderna con una arquitectura simple y elegante. Una nueva generación de arquitectos japoneses cree que el mundo se ha enamorado del rascacielos de concreto y acero del siglo 20

Una nueva generación de arquitectos japoneses ganadores del Pritzker deafían los canones de la arquitectura moderna con una arquitectura simple y elegante.

Una nueva generación de arquitectos japoneses cree que el mundo se ha enamorado del rascacielos de concreto y acero del siglo 20. Ellos están realizando una alternativa amigable que algunos dicen que tiene las raíces en la simplicidad elegante de la casa de té tradicional japonesa.

En lugar de perseguir monumentos que exclaman un mensaje de poder económico, estos arquitectos ganadores del premio Pritzker están alcanzando el éxito con una reinterpretación japonés única del pasado.

A diferencia de sus predecesores, los cuales modernizaron a Japón con edificios de estilo occidental; ellos hablan de espacios fluidos definidos con puertas deslizantes que innovadoramente se mezclen con naturaleza, tomando ventaja de materiales terrosos e incorporando luz natural; todas las marcas distintivas del diseño japonés.



Waseda University en Tokio

Su sensibilidad es también un éxito en el extranjero, dijo Erez Golani Solomon. Profesor de arquitectura en Waseda University en Tokio.

“Alimento y arquitectura,” dijo Solomon, destacando cómo las dos son las marcas más potentes de Japón. “Son poderosos – La identidad cultural más fuerte de Japón”

Kengo Kuma, uno de los arquitectos estrella, declara que él está en demanda no solo en Japón y en el oeste; sino también en otros lugares como China, los cuales tienen relaciones tempestuosas con Tokio, pero ahora alardea de un incremento de la base de admiradores para los trabajos de Kuma.



Xinjin Zhi Museum

Entre los proyectos más grandes de China para Kuma, está el reciente Xinjin Zhi Museum, cuyos ángulos inclinados y repetidas baldosas adornadas son características de Kuma y el Yunnan Sales Center, un complejo de tiendas, viviendas y teatro en expansión, donde encerrados de madera decoran la estructura principal con vista a un estanque.

El también diseña casas privadas para chinos adinerados que admiran la filosofía Zen y quieren incorporar esa estética rígida dentro de sus vidas diarias, él dijo.

Kuma, un admirador de Frank Lloyd Wright, un arquitecto americano pionero conocido por proteger a las personas y a la naturaleza en sus diseños. A veces él usa marcos de madera entrelazadas, definiendo la forma de una edificación con un collage de ángulos que parecen ser orgánicos. La madera natural está en todos lados, en sus entornos, puertas y muebles.

La arquitectura japonesa ofrece calidez y bondad ya que es experto en el uso de la luz natural y la artesanía, como por ejemplo el bambú y el papel. Estas “trabajan juntas como música” dijo Kuma, “para un espacio cómodo y lujoso inclusive en un espacio estrecho. Ese es el principio básico de una casa de té japonesa”, él dijo.

“Esto es parte de nuestro maquillaje genético,” le dijo Kuma a The Associated Press, sentado en su estudio en Tokio entre sillas elegantes diseñadas por él mismo y otras por Ludwig Mies Van der Rohe, y señalaba con asco al rascacielos acorazado visible desde su ventana.

La vieja generación de japoneses pudieron haber abrazado la superioridad del estilo de vida occidental, incluyendo la construcción que él siente que es meramente basada en apilar bloques uno encima del otro, pero no los arquitectos de su generación, dijo Kuma.

“Las personas alrededor de todo el mundo están enfermas y cansadas de los monumentos modernos” el dijo. “El deseo para el humano y la gentileza es una reacción de la globalización que trajo a todos estos rascacielos monstruosos.”



Nezu Museum

Ningún otro lugar ilustra más el sentido japonés de Kuma de mesclase con sus alrededores que su Nezu Museum en Tokio. Sus techos inclinados evocan templos, y un lado es todo de vidrio, enfrente de un Henri Rousseau –evocando jardines que se inclinan con las plantas, estatuas budistas y un estanque con lirios.

También borrando fronteras con el exterior; está la arquitectura de Sou Fujimoto, otra estrella en ascenso.

La casa de vidrio de Fujimoto, que es literalmente eso, se encuentra en un área residencial en Tokio; maravilloso cómo esta se impone a sí misma, a pesar de su transparencia; transformando a los estereotipos de casas en sus cabezas.

En lugar de buscar refugio del ambiente, los residentes experimentan el paso del tiempo, viendo el sol y las estrellas debajo, mirar y ser mirado por los vecinos y los peatones. Ningún cuarto está definido por paredes, como lo conocemos, sin embargo; se pueden poner cortinas para tener privacidad.

Los habitantes de mudan de un área a otra dentro de una caja sin fronteras. De noche, la casa brilla como una joya luminiscente.

Igual que Kuma, Fujimoto está ocupado trabajando alrededor del mundo, incluyendo Alemania, Los Estados Unidos, Francia y China. El 80 por ciento de su trabajo viene de fuera de Japón, y la mitad de su personal no son japoneses.

Sus trabajos tienen un aspecto llamativo. Su centro cultural cerca de la playa en Serbia es una espiral gigante, mientras que un búngalo en el sur de Japón es un cubo de bloques de madera. Su Serpentine Pavilion en Londres de enrejado de metal ha sido comparado a una nube. En Montpellier, Francia, la construcción empieza el año que viene para una casa que ha diseñado con balcones brotando precariamente en todos los ángulos desde una torre.

Fujimoto, quien admira la arquitectura moderna del pionero Le Corbusier, ve el paisaje de la confusa y con poca clase ciudad de Tokio conectada a los bosques con los que creció en la isla rural norteña de Hokkaido.

“Este es el entendimiento de la conexión entre la naturaleza y el Japón hecho por el hombre. El jardín japonés utiliza la naturaleza mientras es finamente creada. Tú vas y vuelves entre esos dos puntos.” Dijo Fukimoto. “A mí me gusta la coexistencia de lo complejo con la simplicidad, siendo esto no solo minimalista y simple, pero también energético y complejo.”

En un signo revelador de su estatura creciente, cuatro de los ganadores del prestigioso premio de arquitectura Pritzker en los últimos seis años han sido japoneses: Kazuyo Sejima, Ryue Nishizawa, Toyo Ito and Shigeru Ban.

En el pasado, los ganadores fueron pocos y separados entre sí. Kenzo Tange, conocido por su escultural estadio Tokyo Olympic, ganó el premio Pritzker originario de Chicago en 1987; Fumihiko Maki, quien infundió la sensibilidad oriental en sus formas flotantes de vidrio, metal y concreto; ganó en 1993, y él autodidacta y idiosincrático Tadao Ando fue el tercer japonés en ganar, nueve años después de Tenge.

Más recientemente, los japoneses han sido reconocidos con la medalla de oro por el Instituto Americano de Arquitectos. Maki ganó en 2011 y Ando en 2002. Ito ganó la Medalla de Oro Real del Instituto Real de Arquitectos en 2006. Una victoria por parte de un no occidental por tales premios había sido rara por mucho tiempo.

Sejima, quien trabaja con Nishizawa, está codiciado por sus diseños blancos estéticamente, con frecuencia usando vidrio, tal como el Louvre Lens en Francia, la edificación Christian Dior en Tokio y el Zollverein School en Alemania.

Ban talló su carrera al usar tubos de papel reciclado como material de construcción, y sus ideas de viviendas han sido muy elogiadas por su uso como alojamiento luego que ocurren desastres.

Cuando las personas estuvieron aglomeradas en un gimnasio después del tsunami del 2011 en el noreste de Japón, su idea de colgar tela como particiones en marcos de tubo de papel otorgó privacidad y un sentido de paz mental.

Ban también creó sacando contenedores de embarque y colocándolos uno encima del otro, probando que el arte pequeño puede agregar tanto belleza como comodidad para alojos después de desastres.

Ben niega que haya algo “japonés” acerca de sus diseños, burlándose de las incesantes sugerencias de que él se inspira por las paredes de papel “shoji”, destacando que él usa papel como material de construcción.

“Yo detesto usar la tradición japonesa conscientemente como un estilo” él dijo, mientras admitía que sus ideas de conectar el interior con el exterior podría ser japonés, pero notando con una carcajada que la influencia también puede ser vista en arquitectos americanos.

“La nacionalidad no es tan importante” él dijo.

Ban no es excepción en estar en gran demanda fuera de Japón, tal como su villa en Sri Lanka la cual se mezcla con el océano por un lado y por el bosque en el otro, y el Cardboard Cathedral en Christchurch en Nueva Zelanda, la cual fue construida de papel y vidrio para remplazar los daños de la catedral hechos por el terremoto en 2011.

Fuji Kindergarten en Tachikawa, fuera de Tokio, elaborado por Takahuru y Yui Tezuka, también ilustra la idea de fusionar el exterior con el interior.



Fuji Kindergarten en Tachikawa

Las paredes de la edificación con forma de rosquilla; son de vidrio, y estas se abren como puertas deslizantes en un patio. El techo esférico funciona como un patio de recreo para que los niños corran y corran.

La pareja usan a menudo el techo como habitación, y ellos juran sentarse uno al lado del otro en un espacio inclinado, como en una ribera, al contrario a estar uno al frente del otro a través de una mesa. Esto es bueno para las relaciones humanas.

Con la arquitectura japonesa, un pequeño cambio de enfoque transforma un techo en algo más que solo un techo, en la misma forma que el arte con la cual un chef corta y presenta un pescado crudo y lo transforma en sashimi, dijo Takaharu Tezuka.

Los Tezukas también utilizaron el “engawa” japonés, o porche, para difuminar la distinción entre el interior y el exterior para un efecto “Sin paredes.”

“Una de las cualidades más importantes en la arquitectura japonesa es su apertura,” dijo Takaharu Tezuka. “Algunos arquitectos europeos y americanos dicen que es importante tener un espacio intermediario entre el interior y el exterior. Pero nuestro enfoque es diferente. Todo es un intermediario.”

También es claro que el Tezukas ha hecho lo familiar un tema céntrico en sus diseños.

Ver a ese niño escalar en nichos tipo closet, ellos crearon lugares escondidos en sus construcciones. Su trabajo propone alejarse del estilo de vida estereotípico adicto al trabajo e ir hacia un disfrute de la calidad en la vida diaria.

El ganador del Pritzker del año 1987 “Kenzo tange estaba lidiando con la arquitectura japonesa como un símbolo,” dijo Takaharu Tezuka, quien siempre viste de azul. “Pero ahora nos estamos refiriendo a un estilo de vida.”

La esposa y colaboradora de Takaharu; yui, viste de rojo. Todo lo que comparten; tal como su carro, que es amarillo y su hija viste también de amarillo. Su hijo viste de verde.

“La arquitectura es una herramienta, y esta se abre hacia la posibilidad de cambiar tu vida,” ella dijo. “La vida se volverá más divertida.”

Ver comentarios – Publicado en Buscador de Arquitectura con el título Arquitectos japoneses venden un estilo de vida al escenario mundial

Una nueva generación de arquitectos japoneses ganadores del Pritzker deafían los canones de la arquitectura moderna con una arquitectura simple y elegante.

Una nueva generación de arquitectos japoneses cree que el mundo se ha enamorado del rascacielos de concreto y acero del siglo 20. Ellos están realizando una alternativa amigable que algunos dicen que tiene las raíces en la simplicidad elegante de la casa de té tradicional japonesa.



En lugar de perseguir monumentos que exclaman un mensaje de poder económico, estos arquitectos ganadores del premio Pritzker están alcanzando el éxito con una reinterpretación japonés única del pasado.



A diferencia de sus predecesores, los cuales modernizaron a Japón con edificios de estilo occidental; ellos hablan de espacios fluidos definidos con puertas deslizantes que innovadoramente se mezclen con naturaleza, tomando ventaja de materiales terrosos e incorporando luz natural; todas las marcas distintivas del diseño japonés.





Waseda University en Tokio



Su sensibilidad es también un éxito en el extranjero, dijo Erez Golani Solomon. Profesor de arquitectura en Waseda University en Tokio.

“Alimento y arquitectura,” dijo Solomon, destacando cómo las dos son las marcas más potentes de Japón. “Son poderosos – La identidad cultural más fuerte de Japón”







Kengo Kuma, uno de los arquitectos estrella, declara que él está en demanda no solo en Japón y en el oeste; sino también en otros lugares como China, los cuales tienen relaciones tempestuosas con Tokio, pero ahora alardea de un incremento de la base de admiradores para los trabajos de Kuma.









Xinjin Zhi Museum



Entre los proyectos más grandes de China para Kuma, está el reciente Xinjin Zhi Museum, cuyos ángulos inclinados y repetidas baldosas adornadas son características de Kuma y el Yunnan Sales Center, un complejo de tiendas, viviendas y teatro en expansión, donde encerrados de madera decoran la estructura principal con vista a un estanque.

El también diseña casas privadas para chinos adinerados que admiran la filosofía Zen y quieren incorporar esa estética rígida dentro de sus vidas diarias, él dijo.







Kuma, un admirador de Frank Lloyd Wright, un arquitecto americano pionero conocido por proteger a las personas y a la naturaleza en sus diseños. A veces él usa marcos de madera entrelazadas, definiendo la forma de una edificación con un collage de ángulos que parecen ser orgánicos. La madera natural está en todos lados, en sus entornos, puertas y muebles.







La arquitectura japonesa ofrece calidez y bondad ya que es experto en el uso de la luz natural y la artesanía, como por ejemplo el bambú y el papel. Estas “trabajan juntas como música” dijo Kuma, “para un espacio cómodo y lujoso inclusive en un espacio estrecho. Ese es el principio básico de una casa de té japonesa”, él dijo.







“Esto es parte de nuestro maquillaje genético,” le dijo Kuma a The Associated Press, sentado en su estudio en Tokio entre sillas elegantes diseñadas por él mismo y otras por Ludwig Mies Van der Rohe, y señalaba con asco al rascacielos acorazado visible desde su ventana.







La vieja generación de japoneses pudieron haber abrazado la superioridad del estilo de vida occidental, incluyendo la construcción que él siente que es meramente basada en apilar bloques uno encima del otro, pero no los arquitectos de su generación, dijo Kuma.



“Las personas alrededor de todo el mundo están enfermas y cansadas de los monumentos modernos” el dijo. “El deseo para el humano y la gentileza es una reacción de la globalización que trajo a todos estos rascacielos monstruosos.”





Nezu Museum



Ningún otro lugar ilustra más el sentido japonés de Kuma de mesclase con sus alrededores que su Nezu Museum en Tokio. Sus techos inclinados evocan templos, y un lado es todo de vidrio, enfrente de un Henri Rousseau –evocando jardines que se inclinan con las plantas, estatuas budistas y un estanque con lirios.







También borrando fronteras con el exterior; está la arquitectura de Sou Fujimoto, otra estrella en ascenso.



La casa de vidrio de Fujimoto, que es literalmente eso, se encuentra en un área residencial en Tokio; maravilloso cómo esta se impone a sí misma, a pesar de su transparencia; transformando a los estereotipos de casas en sus cabezas.







En lugar de buscar refugio del ambiente, los residentes experimentan el paso del tiempo, viendo el sol y las estrellas debajo, mirar y ser mirado por los vecinos y los peatones. Ningún cuarto está definido por paredes, como lo conocemos, sin embargo; se pueden poner cortinas para tener privacidad.



Los habitantes de mudan de un área a otra dentro de una caja sin fronteras. De noche, la casa brilla como una joya luminiscente.







Igual que Kuma, Fujimoto está ocupado trabajando alrededor del mundo, incluyendo Alemania, Los Estados Unidos, Francia y China. El 80 por ciento de su trabajo viene de fuera de Japón, y la mitad de su personal no son japoneses.







Sus trabajos tienen un aspecto llamativo. Su centro cultural cerca de la playa en Serbia es una espiral gigante, mientras que un búngalo en el sur de Japón es un cubo de bloques de madera. Su Serpentine Pavilion en Londres de enrejado de metal ha sido comparado a una nube. En Montpellier, Francia, la construcción empieza el año que viene para una casa que ha diseñado con balcones brotando precariamente en todos los ángulos desde una torre.



Fujimoto, quien admira la arquitectura moderna del pionero Le Corbusier, ve el paisaje de la confusa y con poca clase ciudad de Tokio conectada a los bosques con los que creció en la isla rural norteña de Hokkaido.



“Este es el entendimiento de la conexión entre la naturaleza y el Japón hecho por el hombre. El jardín japonés utiliza la naturaleza mientras es finamente creada. Tú vas y vuelves entre esos dos puntos.” Dijo Fukimoto. “A mí me gusta la coexistencia de lo complejo con la simplicidad, siendo esto no solo minimalista y simple, pero también energético y complejo.”



En un signo revelador de su estatura creciente, cuatro de los ganadores del prestigioso premio de arquitectura Pritzker en los últimos seis años han sido japoneses: Kazuyo Sejima, Ryue Nishizawa, Toyo Ito and Shigeru Ban.







En el pasado, los ganadores fueron pocos y separados entre sí. Kenzo Tange, conocido por su escultural estadio Tokyo Olympic, ganó el premio Pritzker originario de Chicago en 1987; Fumihiko Maki, quien infundió la sensibilidad oriental en sus formas flotantes de vidrio, metal y concreto; ganó en 1993, y él autodidacta y idiosincrático Tadao Ando fue el tercer japonés en ganar, nueve años después de Tenge.



Más recientemente, los japoneses han sido reconocidos con la medalla de oro por el Instituto Americano de Arquitectos. Maki ganó en 2011 y Ando en 2002. Ito ganó la Medalla de Oro Real del Instituto Real de Arquitectos en 2006. Una victoria por parte de un no occidental por tales premios había sido rara por mucho tiempo.



Sejima, quien trabaja con Nishizawa, está codiciado por sus diseños blancos estéticamente, con frecuencia usando vidrio, tal como el Louvre Lens en Francia, la edificación Christian Dior en Tokio y el Zollverein School en Alemania.



Ban talló su carrera al usar tubos de papel reciclado como material de construcción, y sus ideas de viviendas han sido muy elogiadas por su uso como alojamiento luego que ocurren desastres.



Cuando las personas estuvieron aglomeradas en un gimnasio después del tsunami del 2011 en el noreste de Japón, su idea de colgar tela como particiones en marcos de tubo de papel otorgó privacidad y un sentido de paz mental.



Ban también creó sacando contenedores de embarque y colocándolos uno encima del otro, probando que el arte pequeño puede agregar tanto belleza como comodidad para alojos después de desastres.



Ben niega que haya algo “japonés” acerca de sus diseños, burlándose de las incesantes sugerencias de que él se inspira por las paredes de papel “shoji”, destacando que él usa papel como material de construcción.

“Yo detesto usar la tradición japonesa conscientemente como un estilo” él dijo, mientras admitía que sus ideas de conectar el interior con el exterior podría ser japonés, pero notando con una carcajada que la influencia también puede ser vista en arquitectos americanos.

“La nacionalidad no es tan importante” él dijo.



Ban no es excepción en estar en gran demanda fuera de Japón, tal como su villa en Sri Lanka la cual se mezcla con el océano por un lado y por el bosque en el otro, y el Cardboard Cathedral en Christchurch en Nueva Zelanda, la cual fue construida de papel y vidrio para remplazar los daños de la catedral hechos por el terremoto en 2011.







Fuji Kindergarten en Tachikawa, fuera de Tokio, elaborado por Takahuru y Yui Tezuka, también ilustra la idea de fusionar el exterior con el interior.





Fuji Kindergarten en Tachikawa







Las paredes de la edificación con forma de rosquilla; son de vidrio, y estas se abren como puertas deslizantes en un patio. El techo esférico funciona como un patio de recreo para que los niños corran y corran.



La pareja usan a menudo el techo como habitación, y ellos juran sentarse uno al lado del otro en un espacio inclinado, como en una ribera, al contrario a estar uno al frente del otro a través de una mesa. Esto es bueno para las relaciones humanas.







Con la arquitectura japonesa, un pequeño cambio de enfoque transforma un techo en algo más que solo un techo, en la misma forma que el arte con la cual un chef corta y presenta un pescado crudo y lo transforma en sashimi, dijo Takaharu Tezuka.







Los Tezukas también utilizaron el “engawa” japonés, o porche, para difuminar la distinción entre el interior y el exterior para un efecto “Sin paredes.”



“Una de las cualidades más importantes en la arquitectura japonesa es su apertura,” dijo Takaharu Tezuka. “Algunos arquitectos europeos y americanos dicen que es importante tener un espacio intermediario entre el interior y el exterior. Pero nuestro enfoque es diferente. Todo es un intermediario.”



También es claro que el Tezukas ha hecho lo familiar un tema céntrico en sus diseños.



Ver a ese niño escalar en nichos tipo closet, ellos crearon lugares escondidos en sus construcciones. Su trabajo propone alejarse del estilo de vida estereotípico adicto al trabajo e ir hacia un disfrute de la calidad en la vida diaria.



El ganador del Pritzker del año 1987 “Kenzo tange estaba lidiando con la arquitectura japonesa como un símbolo,” dijo Takaharu Tezuka, quien siempre viste de azul. “Pero ahora nos estamos refiriendo a un estilo de vida.”



La esposa y colaboradora de Takaharu; yui, viste de rojo. Todo lo que comparten; tal como su carro, que es amarillo y su hija viste también de amarillo. Su hijo viste de verde.



“La arquitectura es una herramienta, y esta se abre hacia la posibilidad de cambiar tu vida,” ella dijo. “La vida se volverá más divertida.”

Ver comentarios – Publicado en Buscador de Arquitectura con el título Arquitectos japoneses venden un estilo de vida al escenario mundial

Lee el original:
Arquitectos japoneses venden un estilo de vida al escenario mundial

Published in 2011 2014 AA acero ADI alemania AND Año ARCO ARQ Arquitecto Arquitectos Arquitectura arquitectura japonesa arquitectura moderna Arte at Awa BAJ balcon balcones bar bloque Bosque CAC CAD Cali casa Casas Centro Cultural chicago China Christchurch ciudad Como comodidad concreto construcción cortinas CREA Cubo Cultura DAS diseño Diseños Edificios El Paso escultura ESOS espacios Espiral estadio Estados estados unidos estilo estilo de vida ESTO Estructura Estudio francia frank lloyd wright Ganadores Gent identidad Ido IL interior isla JAM japón japonesa jardín jardines kengo kuma Le Corbusier Lia LIRIO Londres Ludwig Mies van der Rohe luz luz natural mad madera Materiales mesa metal mies Mies van der Rohe Mini mirador MIT Monumentos mueble Muebles Mundial mundo música naturaleza NORTE noticias Nueva Zelanda OMA onu Ota OTO Otro Otros OYO paisaje Parede Paredes patio PEN Personal Pilar Planos Playa Plaza porch premio Premio de arquitectura Premio Pritzker Premios Pritzker privacidad proyecto proyectos puerta puertas Rascacielos Real refugio residencia Residencial rios RRA RS Rural sca Shigeru Ban silla Sou Fujimoto SP Spa TAC Tadao Ando Teatro techo tela Tempe templo terremoto tienda tiendas Tienen Tokio tokyo torre Toyo Ito transparencia UID Uncategorized usa Vic Victoria vidrio vivienda viviendas